fbpx

Contener el feminicidio implica capacitación en sistema penal: María del Rocío Morales

Imagen Destacada
6 mayo 2020 Jornada

Ciudad de México. Los juristas critican mucho el concepto feminicidio, porque para ellos la vida ya estaba suficientemente protegida con otras figuras legales, pero en una sociedad patriarcal la mujer es reducida a ser cosa. A causa de los roles de género, el sometimiento de la mujer por el hombre persiste, y aún hay quien piensa que la mujer se debe de anular para que el hombre esté bien, sea feliz. Esta idea parece que socialmente ha sido atenuada, pero no ha desaparecido.

La doctora María del Rocío Morales Hernández opina lo anterior de cara al webinar que impartirá este 30 de abril a las 20:00 horas, organizado por la Udlap Jenkins Graduate School. La también jueza expresa que hacia finales del siglo XX la legislación al respecto “era totalmente patriarcal. En el Código Civil de la Ciudad de México hace pocos años había un artículo que decía que la mujer podía ir a trabajar siempre y cuando no descuidara al hogar y a los hijos”.

De acuerdo con cifras de la A Gendered Analysis of Violent Deaths de los 25 países “con más alta de feminicidios en el mundo, 14 son latinoamericanos y del Caribe. En este reporte se clasifican los feminicidios entre otros como feminicidio íntimo o no íntimo, asesinatos de “honor”, de dote, por orientación sexual, por ser indígenas, crímenes de odio por orientación sexual, De acuerdo con esta fuente entre 2007 y 2012, sesenta mil mujeres fueron víctimas de lo que se clasifica hoy como feminicidio.

Para la doctora María del Rocío Morales Hernández hay extremos patriarcales como el de una tesis jurisprudencial que decía “que no había violación dentro del matrimonio. Se consideraba un derecho del marido y no se le castigaba”.

“En México la violencia doméstica contra la mujer, en la vía pública, en el transporte, se ha naturalizado como dice la teoría. Pero yo prefiero hablar de que se quiere ver como normalizada esta violencia. Es lo que el patriarcado espera de los roles de género. Sabemos que no es lo mismo sexo que género. El sexo son las características físicas y biológicas con las que nacemos. El género es una construcción social. Actuamos como nos dicen que actuamos conforme a nuestro rol de género. Si una mujer no actúa como el patriarcado espera, en cualquier feminicidio se quiere culpar a la mujer por cómo vestía, si salía de la casa, si trabajaba”.

Las Muertas de Juárez fueron la acumulación de más de 450 asesinatos que de acuerdo con la entrevistada visibilizó los feminicidios.

“La Corte Interamericana de Derechos Humanos estudió tres casos y puso a México del asco. Hablaron de que la violencia contra las mujeres está arraigada. Le exigen al Estado mexicano que ponga en práctica políticas públicas. Cuando las madres llegaban a denunciar desaparición de sus hijas las criminalizaban. Les preguntaban si andaban de prostitutas, cómo se vestían. En la siguiente actuación ministerial aparecía el cadáver”.

“Julia Monárrez, una muy importante investigadora, clasificó los casos de Ciudad Juárez y denuncia la violencia extrema con que se daba muerte a las mujeres. Es claro, agrega la doctora Morales, que la violencia despiadada surge porque los femenicidas le quitan a las mujeres su calidad humana, las reducen cosifican, las torturan, las violan, las matan y después tiran el cuerpo”.

De la problemática que surge por qué cada entidad en México tipifica el feminicidio de diversas maneras, del ascenso de la violencia doméstica ante la pandemia del Covid-19, de la necesidad de capacitar a autoridades judiciales para que adquieran una perspectiva adecuada, generar estadísticas confiables y combatir la impunidad, es de lo que hablará la doctora María del Rocío Morales Hernández este 30 de abril a las 20:00 horas, en el webinar “El delito de feminicidio desde la perspectiva de los derechos humanos”, organizado por la Udlap Jenkins Graduate School. Se puede participar de manera gratuita

Compartir