fbpx

Ante el Covid 19, está creciendo la bancarización, y el negocio de los hackers: Gustavo Santana

Imagen Destacada
3 junio 2020 Jornada

Ciudad de México. Los “hackers” siempre saben igual o más que tú de sistemas. De esta premisa básica hay que partir. “El atacante”, tiene un factor que no tenemos y nos obliga a volvernos más cuidadosos y versátiles. El atacante tiene recursos y tiempo ilimitados. Son muchos, se coaligan y empiezan a elegir blancos específicos y a realizar ataques muy estructurados. El hacker moderno se ha establecido en grupos, confederaciones, internacionalizándose.

El doctor Gustavo Santana Torrellas explica que ante esta realidad, es importante conocer los detalles de la banca digital y la ciberseguridad, “la cual se establece para proteger recursos financieros, porque la mayoría de los atacantes buscan obtener recursos monetarios. Debemos partir de la premisa de que los sistemas aun cuando los diseñes minuciosamente, no son invulnerables. Por eso hay que dar posibilidades de que las empresas puedan desarrollar sus operaciones aun cuando el atacante esté al acecho. Ellos, si atacan para defraudar un sistema de tarjetas, se llevan todos los números, si atacan una base de datos de clientes de lealtad de una cadena de hoteles se llevan los datos y pueden hacer uso particular de ellos”.

En su calidad de coordinador del diplomado “Programa avanzado de Banca Digital y Ciberseguridad”, organizado por la Udlap Jenkins Graduate School, Santana Torrellas afirma que “la banca requiere de un componente que ayude a lo que se llama tradicionalmente la confidencialidad, la disponibilidad e integridad en las transacciones. Tu transacción debe ser reservada. Debe ser íntegra, no sufrir modificaciones mientras haces una operación, ya sea de banca minorista, mayorista e inclusive de inversiones. En consecuencia uno de los elementos que se tiene que cuidar porque son de los que más influyen en su confiabilidad y en su flexibilidad, es el tema de ciberseguridad”.

Gustavo Santana, doctorado en Ingeniería de las Telecomunicaciones por la Universidad Estatal de San Petersburgo, advierte que en esta “emergencia sanitaria mundial, en vez de contenerse se está fomentando la bancarización. No se está desacelerando el proceso de expansión de las operaciones financieras, por el contrario, se va a necesitar más versatilidad para desarrollarlas. Lo que hace que se vuelva imprescindible la unión entre banca digital y las herramientas de la ciberseguridad”.

El diplomado que se llevará a cabo en julio próximo ( informes@udlapjenkins.mx), enseña “estrategias avanzadas de ciberseguridad adecuadas a la evolución de la banca digital, además capacita para diseñar, construir e implementar los elementos de Banca Digital que serán determinantes en los próximos años, desde un enfoque de estrategia de ciberseguridad y riesgos tecnológicos”.

Finalmente Gustavo Santana, profesor de tiempo completo de la Udlap Jenkins G. S., experto en criptografía, inteligencia artificial y banca digital, concluye que “en la Banca 3.0 o 4.0 lo que realmente le interesa a una institución financiera es ponerle al cliente la mayor cantidad de opciones que le permitan hacer más rápido sus transacciones.

De operaciones en sucursal, pasaste a las operaciones por internet de banca móvil. Ahora traes tu banca móvil en el celular, y el celular pronto te va a conectar con todo lo que te rodea vía el internet de las cosas. No es ciencia ficción, ya pronto tu refrigerador va a tener una línea de crédito y va a hacer pedidos de lo que te falta; el automóvil ya se maneja solo, cargará la gasolina que se necesita. Pero los hackers, los atacantes, también va a acelerar su aprendizaje tecnológico”.

Compartir