Existen hoy en día muchos factores que inciden para que la comunicación entre las personas sea efectiva; uno de ellos es la brecha generacional que cada vez es más profunda y otro es, como cada vez más, las personas se hacen dependientes de la comunicación en redes sociales en línea.

 La forma en que se tiene acceso a este tipo de comunicación, en donde las personas la sienten mucho más confortable, dificulta la interpretación del mensaje, pues muchas veces se emplean sin el menor compromiso: palabras, gestos, y dibujos o fotografías sin considerar el impacto y trascendencia que estas tienen en el receptor del mensaje, en virtud de que cada persona decodifica los mensajes de acuerdo a su propia historia, a su cultura, a su guion de vida.

Las personas han perdido las bondades que implican la comunicación cara a cara,  y los beneficios que esto acarrea como ser humano; cierto es que las investigaciones como las que se muestran el artículo que publica Harvard Business Review “A New, More Rigorous Study Confirms: The More You Use Facebook, the Worse You Feel”, que puede consultar en la siguiente página: https://www.linkedin.com/hp/update/6257285161264652288   nos dan luz sobre cómo evoluciona o se impacta: la identidad, el pensamiento, la emoción y la autoestima de las personas, ya que  este tipo de acercamiento a las redes sociales en línea, es determinante en la incursión de la vida social de las personas;  así como en el desarrollo de la persona, de cómo este tipo de comunicación alimenta y retroalimenta las relaciones sociales.

También es cierto   que socialmente estamos a la expectativa de lo que sucederá en un futuro, en la calidad de la relación interpersonal que desarrollen los seres humanos de este planeta de cara a las próximas decenas de este siglo, si es que nos toca vivirlo.

No es más extenso mi comentario, en el afán de dejar algunos cuestionamientos ¿estamos conscientes de lo que acarrea el uso excesivo de este tipo de comunicación?, ¿estamos conscientes del tipo de sociedad que estamos formando, a partir del empleo de este tipo de comunicación en sustitución de la comunicación cara a cara?, ¿realmente las nuevas generaciones se perfilan a una comunicación, más en el sentido de preferir el uso de redes sociales en línea, que el contacto humano real?

Dra. Alejandra Camacho González

Directora Académico Administrativa

UDLAP Jenkins Graduate Shcool

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.